lunes, 28 de marzo de 2016

ABRACE A SUS SERES QUERIDOS

Los beneficios de un abrazo son múltiples tanto para la salud emocional como la salud física.

Seguramente en más de una ocasión has sentido la necesidad de que alguien te colme con un abrazo, que te acoja, que te reconforte… que te den un abrazo de esos que te hagan sentir querido y parece que todos los malos momentos pasan a un segundo plano.

No eres el único porque dicen que de media necesitamos de 4 a 12 abrazos diarios, por lo que no es de extrañar que el movimiento "Free Hugs” fuera todo un éxito. En 2004 comenzaron a aparecer personas en la calle que ofrecían abrazos gratis a cualquier persona, para así poder compartir los beneficios de un abrazo, que son una agradable sensación de bienestar, armonía y plenitud.

Todas estas sensaciones tienen que ver con la liberación de la oxitocina, conocida como la hormona del apego, que se activa cuando nos abrazamos. Por ello, cuando estás disfrutando de un abrazo la tristeza, el enfado o la tensión se hacen menos intensos, por lo que también se ha empezado a utilizar el nombre de abrazoterapia.

Además, piensa que el ser humano necesita tocar y ser tocado, porque nuestra forma de relacionarnos está íntimamente ligada a ello. Cuando hay confianza el contacto provoca que se estrechen los lazos, que nos sintamos más unidos y calmados; incluso, se llega a afirmar que el contacto con tacto mejora el trato con la familia y con los amigos.

Además se ha comprobado en diferentes estudios que recibir un buen número de abrazos disminuye la probabilidad de sufrir enfermedades leves como los resfriados.




Beneficios de la Abrazoterapia



Dentro de los beneficios de la abrazoterapia podemos mencionar los siguientes:

 https://as.ebz.io/api/visionnageArticle.htm?produitId=647059&creaId=4133211-. Mejora la autoestima: se ha comprobado que los abrazos mejoran la autoestima en las personas ya que nos hacen sentir queridos y apoyados. En este sentido, esta terapia se debe tener muy en cuenta cuando hablamos de familias o de amistades en las que hay una gran falta de autoestima. En este caso, solo con promover el contacto y ofrecer abrazos a la persona hará que haya una mejoría muy notable.

2-. Reduce el estrés: los abrazos consiguen que nuestro cuerpo libere más oxitocina, de la que ya hemos hablado antes. Al hacer que nuestro organismo genere más oxitocina tenemos una sensación de bienestar y de apego, la cual nos permite reducir los niveles de estrés en nuestro organismo.

3-. Mejora el sistema inmunológico: se ha demostrado que los abrazos nos ayudan a que nuestro organismo cree más glóbulos blancos, los cuales son los encargados de luchar en nuestro organismo cuando hay alguna enfermedad. En este sentido, se ha comprobado que las personas que son abrazadas generan más glóbulos blancos, lo que hace que tengan menos probabilidades de contraer ciertas enfermedades y disfruten de una mejor calidad de vida.

4-. Disminuye la sensación de dolor: esto es algo que deben tener muy en cuenta las personas que sufren de enfermedades como la fibromialgia y la artritis, pues recibir abrazos de los seres queridos les ayudará a reducir la sensación de dolor que tienen constantemente.

5-. Mejora el estado de ánimo: los abrazos nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo por las sensaciones que este contacto nos aporta. De este modo, después de un abrazo nos sentiremos mucho más contentos y alegres a la vez que sentiremos que los problemas se reducen. En general, obtendremos una percepción más optimista de todo lo que nos rodea.

6-. Ideal para el sistema cardiovascular: la oxitocina, la hormona del amor que se genera con los abrazos también tiene un efecto positivo en el sistema cardiovascular, por lo que es una buena manera de cuidar de él. En realidad, lo que sucede es que tenemos una mayor concentración de oxitocina en la sangre y esto se traduce en una disminución de la presión arterial.

7-. Mejora los vínculos efectivos entre las personas: se ha comprobado que las familias en las que hay más tradición de dar abrazos tienen unos vínculos efectivos mucho más fuertes que en aquellas en las que no hay muchos abrazos, sea por la cultura, por la falta de tiempo de estar en familia, etc.

Es por ello que abrazar a nuestra pareja o a nuestros hijos es fundamental si queremos que los vínculos que hay entre nosotros sean fuertes y que todos podamos disfrutar de un buen estado de ánimo así como de sentirnos amados y queridos.

Como puedes ver, los beneficios para la salud de la abrazoterapia son bastantes e importantes, por lo que es esencial que procures tener abrazos y mimos para toda la familia y que estos los tengan para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TEMA DE INVESTIGACIÓN

Pocos universitarios logran la titulación Desde hace muchas décadas, hay preocupación en la colectividad por la “carencia” de profesio...